Salud

Remedios naturales para tratar el síndrome del túnel carpiano

El entumecimiento, el dolor, el hormigueo y la debilidad característicos del síndrome del túnel carpiano pueden deberse a un nervio conocido como nervio mediano que pasa por el túnel carpiano en la muñeca. El uso excesivo de la muñeca, el embarazo, así como afecciones como la artritis, la diabetes y la enfermedad de la tiroides pueden hacer que este nervio se comprima o se irrite. El médico puede recomendar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o inyecciones de esteroides para aliviar el dolor y los síntomas. En algunos casos, se puede recomendar la cirugía para curar el síndrome del túnel carpiano. Pero si tienes un caso leve o moderado de síndrome del túnel carpiano, hay muchas cosas que puedes hacer de forma natural para aliviar los síntomas y frenar la afección. Estas son sus opciones.

Utilice una férula para la muñeca

El uso de una férula para la muñeca puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome del túnel carpiano en pocas semanas. Una férula de muñeca funciona manteniendo la muñeca recta y aliviando la presión sobre el nervio. Es mejor utilizarla por la noche, ya que hay más posibilidades de que su mano se doble mientras duerme. Además, es importante que tu articulación se mueva con normalidad durante el día para evitar que se ponga rígida y que tus músculos se debiliten. Puede utilizar un vendaje de apoyo durante el día para complementar esta rutina.

Evite las actividades que empeoran los síntomas

Intente evitar o al menos reducir las actividades que puedan agravar la afección. Es decir, cualquier actividad que requiera agarrar con fuerza o doblar la muñeca con frecuencia, como utilizar una herramienta que vibre o tocar un instrumento musical.

Haga ejercicios para las manos

Ciertos ejercicios para las manos pueden beneficiar a quienes padecen el síndrome del túnel carpiano. Su fisioterapeuta o médico puede ayudarle a afinar los movimientos en función de la intensidad de su afección.

La flexión de la muñeca
Extiende el brazo delante de ti con la palma hacia abajo y dobla suavemente la muñeca hacia abajo. Con la otra mano, presione la mano estirada hacia su cuerpo. Mantenga esta posición de 15 a 30 segundos antes de enderezar la muñeca.

La flexión de los dedos
Mantenga los dedos estirados. A continuación, doble las articulaciones centrales de los dedos hacia la palma de la mano. Mantenga esta posición durante 5 segundos.

Estiramiento de la muñeca
Coge algo ligero, por ejemplo una lata de guisantes, y estira el brazo con la palma hacia abajo. Ahora mueva suavemente la muñeca hacia arriba antes de llevarla de nuevo a la posición inicial.

Apretar la mano
Apriete una pelota antiestrés o de goma y mantenga la posición durante 5 segundos.

Practicar el yoga

La práctica ancestral del yoga también puede ayudarte a combatir el síndrome del túnel carpiano. Un estudio descubrió que una intervención de yoga dos veces por semana cuyo objetivo era la relajación, así como el equilibrio, el estiramiento y el fortalecimiento de las articulaciones de la parte superior del cuerpo, mejoraba significativamente la fuerza de agarre y reducía el dolor. Las posturas de yoga como dandasana, urdhva hastasana y garudasana y el namaste mudra pueden resultar especialmente útiles. Practique inicialmente con un practicante de yoga experimentado para que pueda perfeccionar los movimientos.

Usa el jengibre para aliviar el dolor

He aquí un remedio ayurvédico que puede ayudar a aliviar el dolor causado por el síndrome del túnel carpiano. Corta el jengibre en tiras finas y planas y envuélvelas alrededor de la muñeca. También puede aplicar jengibre fresco rallado. Cúbrela con una venda y déjala durante un rato.

¿Cómo funciona el jengibre? Según las investigaciones, esta hierba común tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. De hecho, los estudios indican incluso que su eficacia es comparable a la del antiinflamatorio no esteroideo ibuprofeno. Y el jengibre no sólo funciona por vía tópica. Beber una taza de té de jengibre también puede ayudar a combatir la inflamación desde dentro.

Aplique una cataplasma de cúrcuma y beba leche de cúrcuma

La cúrcuma es otra especia que se ha utilizado tradicionalmente en el Ayurveda para tratar las articulaciones doloridas. Puedes aplicar una cataplasma de cúrcuma en la zona afectada, dejándola actuar durante un rato. También puedes tomar una taza de leche de cúrcuma para combatir los síntomas desde dentro.

Para preparar la leche de cúrcuma, hierve media taza de agua con un cuarto de taza de cúrcuma en polvo hasta obtener una pasta espesa. Añade un cuarto de cucharadita de esta pasta a una taza de leche a fuego lento y cuece a fuego lento durante un par de minutos. Al igual que el jengibre, la cúrcuma también tiene beneficios antiinflamatorios y analgésicos y se ha comprobado que su eficacia es comparable a la del ibuprofeno.

Recibir terapia de masajes

La terapia de masaje también es una opción viable para el dolor causado por el síndrome del túnel carpiano. Un estudio descubrió que cuando las personas con esta afección realizaban sesiones semanales de masaje con un terapeuta, junto con una rutina de automasaje que podía hacerse a diario, su dolor y su ansiedad se reducían, al tiempo que mejoraba su fuerza de agarre.

El masaje utilizado en el estudio consistía en acariciar con una presión moderada, centrándose en la zona de la yema del dedo al codo. A continuación, se aplicaba un movimiento de escurrido en la zona, seguido de nuevo de caricias circulares con el pulgar y el índice. Por último, se hace rodar la piel de la zona con el pulgar y el índice. Un masajista experimentado podrá orientarle sobre las técnicas de masaje exactas que debe utilizar.

Pruebe el tratamiento quiropráctico

El tratamiento quiropráctico implica la manipulación de la estructura del cuerpo para abordar los problemas de salud. Un estudio descubrió que la manipulación de las articulaciones óseas y los tejidos blandos de la parte superior del cuerpo y de la columna vertebral producía una mejora significativa de la sensibilidad de los dedos y de la conducción nerviosa, así como de la función y la comodidad. Acuda a un quiropráctico con experiencia que pueda sugerirle una rutina basada en su caso individual.

Compruebe la acupuntura

La práctica de la acupuntura se basa en el principio tradicional chino de que un bloqueo o desequilibrio en la fuerza vital conocida como Qi es responsable de las enfermedades. Esto se remedia estimulando puntos específicos del cuerpo conocidos como acupuntos. Las investigaciones indican que esta práctica puede ayudar a quienes padecen el síndrome del túnel carpiano. En un estudio, los pacientes que se sometieron a 8 sesiones de acupuntura a lo largo de 4 semanas observaron una mejora de síntomas como el dolor, el entumecimiento y la debilidad.